27 de enero de 2010

Re.started


Cuando estuvieron frente a frente en el aeropuerto, pensé que no se mirarían que no cruzarían palabras, que el iba a llegar a casa agarraría sus cosas y se iría a un hotel, dándole tiempo para que ella haga sus maletas, llamara a sus padres y se fuera.. 

Aún recuerdo cuando se fue..un sábado extraño, frío y solo.. esa madrugada no pude dormir... de mi cuarto veía la luz de la sala prendida y el reloj marcaba las 3am.. mis ojos seguían llorosos y en el segundo piso todo era silencio, no sabia si ella estaba despierta, intentando dormir en el cuarto de huéspedes, pensando en él...

A las 5am salí de mi cuarto baje a la sala. él ya había empezado a tomar el desayuno, tenia sus maletas en la puerta y el boleto de avión en su bolso de viaje. Bastó mirarlo y que me mirase para que me abrazara llorando 

-Papá cuidate por favor.. - Susurré.. mis palabras entrecortadas hicieron que me abrazara más fuerte

Callados esperamos al taxi, empezaba a garuar.. era un alivio que lluviese y las gotas se mezclaran con mis lágrimas. Hablaba de cosas sin importancia, con tal de llenar ese vacío entre los dos, nunca quiso que lo vea llorar.. y hacia todo lo posible para lograrlo. 

Llegó el taxi, me abrazo rápidamente, una lágrima mojó mi pijama, lo mire desconcertada y sonreí confundida, no quería que me vea triste.. ese viaje era para él un respiro de todo, del trabajo, de nosotros, de ella..

Los días sin él pasaron lentos, mamá cambiaba de tema cada vez que lo mencionaban.. cada vez que alguien preguntaba por él.. decía un simple: está bien. Y punto. Nadie volvía a preguntar algo más..

No recuerdo cuantas veces me quede dormida llorando, pensando si pronto llegaría una solución.. una manera de arreglar todo lo que se estaba derrumbando.

Llegó el 21 de enero.

Le dije a mi mamá que iría con mi hermano a recogerlo, me daba poca importancia si ella iba o no, no es que no la quisiera, la amo, pero adoro más a mi papá y no quería más problemas de los que ya enfrentaba. Sorpresivamente me dijo que nos llevaría, tenía tramites que hacer en la San marcos y podía dejarnos en la puerta del aeropuerto... 

Al llegar la espera se hizo infinita.. no le pregunté nada pero ella no fue a hacer algún trámite, se quedo con nosotros esperando verlo llegar...

En la pantalla anunciaron que su vuelo ya había aterrizado, me llegó un sms de él diciendo lo mismo, una hora después lo vi llegar con sus maletas.. corrí a abrazarlo seguida de mi hermano que hizo lo mismo, ella se quedo metros atrás.

Cuando estuvieron frente a frente , pensé que no se mirarían que no cruzarían palabras, que el iba a llegar a casa agarraría sus cosas y se iría a un hotel, dándole tiempo para que ella haga sus maletas, llamara a sus padres y se fuera..

Pero nada de esto pasó, el silencio, las frías miradas, eso bastaba para decirnos, a mi hermano y a mi, que todo seguiría igual, la indiferencia por una semana y todo quedaría en el olvido.

Una semana después

Todo lo anterior parece tan irreal..en las reuniones, en las fiestas, siguen siendo la pareja feliz cuya relación nunca se derrumbó, pero en la casa aún les cuenta intercambiar palabras.

Nada puedo hacer ya me acostumbre es por eso que el caparazón existe, es por eso que mi personalidad es como es. Las mascaras que tanto menciona mi mamá puede que existan.

Mil mascaras he aprendido a crear, gracias a sus acciones, pero me cansé de eso.

Pero fuera de eso, hoy entiendo mi burbuja también es una máscara.. la más fuerte de todas, la que me brinda protección, me cuida y me protege de todas las discusiones que en mi entorno puede haber.

Podré quemar las otras máscaras que intentan apropiarse y mezclarse en mi vida, pero mi burbuja seguirá conmigo hasta ver que el mundo que yo creé no es tan perfecto como el verdadero

Mi burbuja dejará de existir, solo cuando vea al mundo real como mi mundo ideal.. 

 

4 comentarios:

  1. Ow, entiendo. Me hace recordar como era la relación entre mis padres hace unos doce años cuando aún estaban casados. Al principio me dolió un poco pero después comprendí (y ahora se los digo en su cara) que en parte fue mejor que se separaran. Hubiera crecido con más traumas de los que ya tuve si ellos hubieran seguido juntos x_x porque de verdad que la situación era insostenible.

    Todo ocurre por algo, y de igual manera si las cosas han de arreglarse, eventualmente se arreglarán (aunque en el caso de mis padres no fue así y después comprendí el porqué), pero siempre ten en cuenta algo: todo lo que pasa, aunque en un primer momento puede no parecer así, ocurre porque es justamente lo que tiene que pasar. Nada ocurre al azar, e incluso tus máscaras o burbujas tienen una razón de ser, quizá ahora las veas incluso como impedimentos pero en un tiempo te darás cuenta cual fue su verdadero papel en tu vida.

    Un fuerte abrazo y ánimos!

    ResponderEliminar
  2. A veces por cosas de terceros, pagamos consecuencias nosotros, aprendemos a encerrarnos en una burbuja tan dura como el caparazon de una tortuga para salir lastimados una vez mas... por cosas ke ni sikiera entendemos peor ke nos afectan por igual.... o peor.

    ResponderEliminar
  3. Hola tu blog está interesante sigue así.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Déjame felicitarte, que bueno que está tu blog los temas tienen la información exacta que me interesa, sigue posteando más sobre estos temas.
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar

deja un comentario para esta tortuga :D

premiando al caparazón..

premiando al caparazón..
Gracias Shigui

gracias Shigui

gracias pibot (:

gracias shigui !